Destacado

Lectura de la Biblia utilizando WhatsApp

Demoré mi entrada al mundo de las redes sociales por muchos años, mientras observaba y pensaba en cómo usarlas bien. Observé que son buenas para estar al día y/o para organizarse. Pero quería utilizarlas para el ministerio, y no simplemente para organizar el ministerio.

¡La sugerencia de usar WhatsApp para un grupo de estudio bíblico me vino de un cristiano de un país musulmán! Otra inspiración clave fue lo que me dijo un psiquiatra cristiano, el Dr. Hernandez, basado en sus años de experiencia: que el mejor indicador de (buena) salud mental es tener un tiempo devocional diario. El desafío era combinar estas grandes ideas.

Image

Estudio bíblico: el método sueco

Durante 19 años, trabajé en Argentina en un contexto en que muchos estudiantes universitarios no tenían la costumbre de leer. Siendo un país de fuerte influencia católica, los estudios bíblicos eran a menudo un ejercicio que consistía en mirar un texto y luego citar autoridades para demostrar un punto. Por ejemplo, el típico grupo de jóvenes leía un pasaje de la Escritura, cerraba la Biblia para discutirlo, y el primer estudiante decía: «Mi pastor dice ‘X’». Luego otro contestaba: «Pero mi pastor dice ‘Y’». La discusión crecía a medida que uno y luego otro apelaba a autoridades cada vez más altas del mundo evangélico para justificar su punto de vista. De conferencias, programas de televisión o de radio, citaban «celebridades» evangélicas como Yiye Ávila, Carlos Annacondia, Luis Palau, y finalmente, para cerrar la discusión, Billy Graham. Lo que hacían era una versión protestante del catolicismo: apelaban a una autoridad humana más alta para ganar la discusión.

Pronto me di cuenta de que estaba trabajando con una sociedad posmoderna. Descubrí que lo que necesitaban, en primer lugar, no era contenido sino motivación: motivación para leer las Escrituras y no simplemente oír que debían hacerlo. En el trabajo con jóvenes que estaba desarrollando, había tres factores clásicos de motivación: la música, la comida y el deporte. La sabiduría convencional sostenía que la forma de hacer ministerio consistía en reunir a los jóvenes, proveerles una de las distracciones mencionadas y, en el momento apropiado, hacer que alguien se dirigiera a los presentes con un mensaje bíblico. Yo estaba decidido a liberarme de ese patrón ineficaz y a permitir que la propia palabra de Dios los motivara. Mi objetivo era crear un ambiente en que la palabra de Dios fuese oída directamente y con atención.


Image

Plan de lectura de la Biblia

Plan de lectura de la Biblia en 52 semanas.

Image

La aventura de estudiar la Biblia

Una de las razones que me motivaron a escribir esta guía fue que esta forma de estudiar la Biblia me ayudó a crecer en mi vida cristiana, y a descubrir y profundizar las verdades de Dios reveladas en su Palabra.

Esperamos que la guía nos ayude a:

• Conocer las pautas básicas que posibilitan el estudio inductivo de pasajes bíblicos de cualquier género y forma literaria;

• Adquirir un primer grado de soltura en el uso de esta metodología de estudio;

• Promover la búsqueda cuidadosa del sentido primordial de las Escrituras en su contexto;

• Reflexionar acerca de lo que la Palabra de Dios tiene para decirnos hoy.

Image

Recursos litúrgicos y pastorales (febrero y marzo 2020)

La Iglesia, por medio de su culto, se hace ella misma, toma conciencia de sí misma y se confiesa a sí misma. El culto permite a la Iglesia aparecer como tal. En el AT, la palabra qahal designa la asamblea del pueblo salvado de Egipto y confirmado como pueblo santo en el Sinaí (Dt 4.10). Y en el NT la palabra Iglesia, ecclesía, no es en primer lugar ni un término jurídico ni sociológico, sino, de forma muy vigorosa, litúrgico. Como lo hace notar acertadamente P. Brunner:

Se puede decir que el culto como asamblea de la comunidad cristiana en nombre de Jesús es el modo de aparición más central de la Iglesia sobre la tierra. Esa asamblea es la epifanía de la Iglesia.


Suscripción gratuita

Te avisaremos cuando agreguemos nuevos recursos. No te enviaremos más de uno o dos mensajes semanales.