3316 visitasViva el Carnaval!

Con la dramática ceremonia del Miércoles de Ceniza (el
próximo 28 de febrero), prácticamente olvidada por las
iglesias evangélicas libres, entraremos en la época
penitencial de la Cuaresma, los cuarenta días de preparación
para la Semana Santa. Pero antes...

Sí, antes celebraremos (?) el Carnaval. Es decir, la
culminación de la época de la Epifanía ("revelación de lo
alto"), que comenzó el 6 de enero con la llegada de los
Magos y el posterior bautismo de Jesús en el Jordán. ¿O no?

Parece que no. Porque ya apenas reconocemos en el
vilipendiado Carnaval los vestigios de la alegría producida
por la revelación de Jesús a toda la humanidad, más allá de
los límites del pueblo de Israel.

Durante mucho tiempo, sin embargo, la cristiandad prefirió
celebrar el 6 de enero antes que el 25 de diciembre. En
primer lugar, porque se decía que el 25 de diciembre se
conmemoraba el nacimiento "natural" de Jesús, con un padre
humano, José, dispuesto (aunque un poco a regañadientes) a
reconocerlo como su hijo. En cambio el 6 de enero se
celebraba el nacimiento "espiritual" de Jesús, con un Padre
que desde el cielo establecía con voz clara y sonora su
paternidad en el momento del bautismo: "Este es mi Hijo
amado...". Y luego, porque la visita de los magos de Oriente
da al nacimiento de Jesús el carácter de un evento
universal, en el cual estamos incluidos todos los seres
humanos, incluyendo los inesperados, como por ejemplo, estos
representantes de las religiones "mágicas" (a quienes se
acepta sin una sola palabra de crítica en el relato bíblico)
y como si esto fuera poco, además ... un negro! Claro, esto
no lo dice el relato bíblico, pero la cristiandad misma muy
pronto estableció que los magos eran tres, les dio nombres
propios y aclaró (valga la contradicción), que uno era de
piel oscura: Baltasar. Y se dio a festejar la Epifanía hasta
llegar a la Cuaresma.

Inmediatamente San Baltasar se convirtió en "el santo de
los negros" y (para acortar una historia fascionante),
terminó balanceándose al compás del ritmo de los candombes
en las comparsas del Río de la Plata, reventando en los
carnavales la alegría de la Epifanía, inaugurada el 6 de
enero, día de "la Navidad de los Negros".

Y si todo esto suena muy poco "eclesiástico" es porque
efectivamente transcurre fuera de los templos. Son fiestas
populares, marginales, groseras, casi herejes. De hecho,
fueron prohibidas muchas veces. Son peligrosas,
incontrolables. ¿Quién sabe qué puede pasar "cuando un pobre
se divierte"? ¿Por qué si no la última dictadura militar
argentina eliminó omnipotentemente el Carnaval del
calendario? Esos cuatro días antes del Miércoles de Ceniza
a los que llamábamos "las vacaciones del pobre".

El último domingo de esta fiesta de la Epifanía que nos
incluye "a todos" ("y todas") coincide además, con el
Domingo de la Transfiguración del Señor. El momento en que
Jesús modifica su aspecto (¿se disfraza?) para que los
discípulos capten quién es realmente. Nuestras máscaras de
Carnaval ¿podrían ser símbolo de nuestra posibilidad de
cambio? ¿Anticipo de las personas diferentes que estamos
llamados a ser?

Más preguntas: ¿cómo podemos rescatar algo del rico
significado del Carnaval en nuestro culto, y de su carácter
festivo y popular, antes de entregarnos a la penitencia de
la Cuaresma? Ejemplo: el agua, esparcida con ramas
perfumadas de albahaca, (la "chaya") era señal de saludo, de
acercamiento amoroso, no de agresión gratuita como a llegado
a ser en nuestros días. Es una especie de "saludo de paz"
secular. ¿Será posible incorporar algo de esto en nuestros
calurosos cultos de verano?

Fuente: Red Latinoamericana de Liturgia CLAI
Temas: Carnaval

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión