3859 visitasSemana Santa: tiempo de encontrar lo perdido

Buscando con un grupo de adultos de nuestra congregación una frase para anunciar al barrio las próximas celebraciones de
Semana Santa, que englobara lo que sentimos al respecto en este momento (de nuestras vidas, de nuestra iglesia, de nuestro país...) nos vino a la mente: SEMANA SANTA, TIEMPO DE ENCONTRAR LO PERDIDO.

Al preguntarnos qué es lo que hemos perdido nos encontramos con esas respuestas familiares que escuchamos todos los días
en la parada del colectivo, la salida de la escuela o la puerta del banco... o de la iglesia: Hemos perdido... los valores, las buenas costumbres, el nivel de vida, la
confianza, la vergüenza, la fe, el entusiasmo, el rumbo, el tren...

Entonces fuimos a la Biblia para ver de qué pérdidas nos habla, (modestamente, hojeando una concordancia, tarea fascinante y recomendable), tratando de relacionar sus
dichos con nuestras propias vivencias, y esperando que este ejercicio nos ayude a presentar el evangelio de una manera
actualizada y relevante a la situación actual de nuestros semejantes. Estos son algunos de nuestros hallazgos... y
preguntas.

Las citas son de Reina-Valera 60. La cosa
se enriquece (y se complica ¡pero de buena onda!) comparando con otras versiones.

1. ECLESIASTÉS 5:13-14 Hay un mal doloroso... las riquezas guardadas... que se pierden en malas ocupaciones... y a los hijos nada les queda... (El lugar del dinero
en nuestras vidas. Reconocerlo. ¿Hasta dónde el sentimiento de pérdida en nuestras vidas tiene que ver con nuestra economía? ¿Cómo luchamos contra la miseria? ¿Qué tenemos
para decirles a los trabajadores desocupados? ¿Y a los predicadores del Evangelio de la Prosperidad?)

2. ISAÍAS 9:16 Los gobernadores de este pueblo son engañadores, y sus gobernados se pierden.(!!) No me digan que es imposible que Isaías tuviera en mente la Argentina del 2001! (Evangelio y sociedad, política, ética,
etc., etc)

3. JEREMÍAS 18:4 El alfarero... trabajaba sobre la rueda... y la vasija... se echó a perder.... y volvió y la hizo otra vasija... Una de las imágenes más hermosas para hablar de "rehacer" una vida echada a perder, así como el alfarero rehace su vasija. "Haz
lo que quieras de mí, Señor..." "Yo quiero ser, Señor amado, como el vaso en manos del alfarero..."

4. OSEAS 13:4-10 Yo soy Jehová, tu Dios... te conocí en el desierto.... se saciaron y se ensoberbeció tu corazón.... te perdiste, oh Israel, mas en mí está tu ayuda. Todo el pueblo ha perdido el camino (el rumbo) enceguecido por la soberbia del que se
basta a sí mismo. (Falta de autocrítica, de
solidaridad, de sentido comunitario, etc., etc)

En el Nuevo Testamento la cosa es más evidente, porque tiene que ver con la esencia misma del mensaje de Jesús (desde
Juan 3:16 en adelante...), pero ahí nos dimos cuenta, además, que lo contrario de PERDER no es solamente ENCONTRAR, sino también GANAR y SALVAR, lo cual hace todo
más interesante.

Fuente: Red Latinoamericana de Liturgia CLAI
Temas: Pascua

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2009-04-08 02:47:46
Rambocristiano Martínez
10
WOW !!! Esta reflexión es un fusíl teledirigido. Gracias hno. Fue certero al corazón!!!