4644 visitasSalmo 005


Oración para comenzar el día
(Al músico principal. Para Nejilot. Salmo de David)
1 Escucha, oh Jehovah, mis palabras;
considera mi suspiro.
2 Atiende a la voz de mi clamor,
Rey mío y Dios mío, porque a ti oraré.
3 Oh Jehovah, de mañana oirás mi voz;
de mañana me presentaré ante ti y esperaré.
4 Porque tú no eres un Dios que se complace en la perversidad;
la maldad no habitará junto a ti.
5 Los arrogantes no se presentarán ante tus ojos;
aborreces a los que obran iniquidad.
6 Destruirás a los que hablan mentira;
al hombre sanguinario y engañador abomina Jehovah.
7 Pero yo, por la abundancia de tu gracia, entraré en tu casa
y en tu temor me postraré hacia tu santo templo.
8 Guíame, oh Jehovah, en tu justicia,
a causa de mis enemigos.
Endereza tu camino delante de mí.
9 Porque no hay sinceridad en su boca;
sus entrañas están llenas de destrucción.
Su garganta es un sepulcro abierto,
y con su lengua hablan lisonjas.
10 Decláralos culpables, oh Dios;
caigan por sus propios consejos.
Echalos por la multitud de sus rebeliones,
porque se rebelaron contra ti.
11 Se alegrarán todos los que confían en ti;
para siempre gritarán de júbilo,
pues tú los proteges.
Los que aman tu nombre se regocijarán en ti,
12 porque tú, oh Jehovah, bendecirás al justo;
como un escudo lo rodearás con tu favor.

Fuente: Desconocida

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión