3895 visitasContra la discriminación racial

21 DE MARZO DIA INTENACIONAL
CONTRA LA DISCRIMINACIÓN RACIAL

POR LA GRACIA DE DIOS...
SOMOS TODOS DIFERENTES Y TENEMOS EL MISMO VALOR.

“… Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó varón y hembra los creo… Y los bendijo Dios… Y vio Dios todo lo que había hecho y he aquí que era bueno en gran manera” (Génesis cap. 1)

“…Ahora comprendo que para Dios todos somos iguales. Dios ama a todos los que le obedecen, y también a los que tratan bien a los demás, y se dedican a hacer lo bueno, sin importar de qué país sean” (Hechos 10: 34-35)
“…Ustedes han confiado en Jesucristo y por eso son todos hijos de Dios. Porque cuando fueron bautizados, también quedaron unidos a Cristo y ahora actúan como él. Así que no importa si son judíos o no lo son, si son esclavos o libres, o si son varones o mujeres. Si están unidos a Jesucristo, todos son iguales.” ( Gálatas 3: 26-28)

“… Por eso, ante Dios ustedes ya no son extranjeros. Al contrario, ahora forman parte de su pueblo y tienen todos los derechos : ahora son de la familia de Dios” (Efesios 2: 19)

Oramos
Oh Dios, tú eres la esperanza en todos los rincones de la tierra, el Dios del espíritu de todo ser viviente. Escucha nuestra humilde súplica por todas las razas y familias de la tierra haz que todos los corazones se dirijan hacia ti.
Quita de nuestras mentes el odio, prejuicio y desdén hacia aquellos que no son de nuestra raza o color, clase o creencia para que, alejándonos de lo que nos divida, podamos ser guiados por ti hacia un espíritu de unidad, en el vínculo de la paz. Por Jesucristo. Amén.

Nuestro Dios es muy claro en cuanto a definir la discriminación como un pecado. Oremos para que nosotros y el mundo pueda amar a su prójimo sin diferencias, respetando la diversidad y enriqueciéndose en ella.

Un pequeño relato...
Estaba en la plaza de un pueblo un niñito negro. Miraba sin pestañear cómo el vendedor de globos soltaba un globo de vez en cuando y lo dejaba volar. Primero soltó un globo rojo, que se elevó por el aire… luego uno azul, que se perdió de vista en el horizonte … uno amarillo, que se alzó al cielo dejando una estela… y así uno naranja, blanco, violeta. Finalmente el niñito preguntó al vendedor.
“¿Si soltás el globo negro, también se eleva?”
“Por supuesto”, dijo el vendedor, y soltó el globo negro, “porque los globos no se elevan por el color, sino por lo que tiene adentro”

Esta historia fue tomada del CD “Constructores de Ciudadanía”
de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias ( AMARC),
y su autor es Montoya Rojas de Lima, Perú.


Centro Ecuménico Cristiano de Córdoba.
Lima 266 - Centro - 5000 - Córdoba

Fuente: Red Latinoamericana de Liturgia CLAI

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión