4342 visitasBusca la Paz

“Por tanto busquemos todo lo que conduce a la paz con ello podremos ayudarnos unos a otros a crecer espiritualmente”
Romanos 14:19

En el silencio del corazón
busca las acciones que te ayuden a alcanzar la paz.
Una paz que permita aceptar, como un hermano,
al que a tu lado pasa
aunque su condición social sea diferente a la tuya,
aunque hable con Dios de una manera distinta,
aunque el color de la piel no sea igual al de la tuya,
aunque no piense lo mismo que vos.
Busca la paz aprendiendo a escuchar a los demás
sin pensar, a cada instante,
de que manera vas a imponerle tus ideas.
Comprende al otro, sus necesidades, sus sueños, sus angustias y tiéndele tu mano amiga,
aún cuando ese otro sea para vos, un desconocido.
Busca la paz brindando a tu prójimo tu conocimiento, tu experiencia,
una palabra que consuele, el abrazo fraterno
o un poco de tu precioso tiempo.
Dones todos que Dios te dió por su gracia.
Busca la paz trabajando para un mundo más justo,
respetando a la familia, a los ancianos, a los que son diferentes.
entendiendo que cada cual,
tiene una misión que cumplir.
Y convéncete de que la paz es posible
a partir de la comprensión, del cariño,
de la solidaridad y la bondad.
Busca la paz, amigo,
viviendo cada día gozosa y plenamente,
disfrutando de las pequeñas cosas cotidianas
y descubriendo lo invisible y lo divino en cada persona.
Busca la paz sintiendo a cada instante
la presencia de Dios.-
(Fuente:”Lecturas Diarias 2003” – I.E.R.P.)

Fuente: Red Latinoamericana de Liturgia CLAI

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2003-04-14 02:05:22
Olga Cárdenas de Flores
10
Muy lindo. Cuantos malos entendidos y disturbios se evitarían si al menos trataramos de buscar lo que Dios ve en cada uno de nosotros y no apreciar con frivolidad humana a nuestros semejantes. ¡Alabado y Glorificado sea el Nombre del Señor en toda la tierra!.