2335 visitasAfirmación de fe (medio ambiente)

Para las personas cristianas,
esto es más que un acto político:
es una práctica espiritual.
Nuestro punto de partida
debe ser el respeto a todas las criaturas,
comenzando especialmente por las más necesitadas.
El Espíritu nos enseña a ir en primer lugar
donde es más urgente,
donde la comunidad y la creación están sufriendo más,
donde el llanto del pueblo se mezcla con el llanto de la tierra.
En esta situación a Jesús,
que nos precede con solidaridad y sanidad,
recibidmos y damos pan a las personas hambrientas,
agua a las sedientas,
consuelo a las afligidas
es allí que rendimos el verdadero culto espiritual
como miembros de un mismo cuerpo.

Extracto del texto Unidad con los que luchan por la integridad de la Creación
2º Jornada Ecuménica, 11 al 14 de junio de 2002, Mendes, Brasil.
Tomado del programa litúrgico matutino por el Día de la Tierra (5 de junio 2005)de la Iglesa Presbiteriana Unida de Brasilia
Trad. G. Oberman

Fuente: Proyecto Liturgia y derechos humanos del MEDH

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión