8029 visitas¡Papá, afírmame y no me sueltes!

Hace unos días atrás, asistí con mi esposa y mi hijo de tres años al Culto Dominical en la Iglesia Metodista de Chuquicamata.

Al inicio de la reunión, mi hijo comenzó a pararse en la banca en la cual estábamos sentados. Al comenzar a darse impulso, me mira y me dice:

- ¿Papá, afírmame y no me sueltes!,

y sin siquiera mirar si yo lo sostendría, comenzó a subirse en la banca. A los minutos después, el Pastor predicaba que Dios está en todas partes y cada vez que le necesitemos.

Uniendo estos dos hechos, comprendí que, así como mi hijo tuvo fe en que yo lo sostendría, así debemos nosotros los cristianos confiar en que Dios nos sostendrá sin siquiera mirar si lo hará o no, porque esa es la Verdadera Fe, por medio de la cual creemos firmemente en que así será, porque Dios nunca nos dejará caer si le pedimos que nos sostenga, porque, además, Dios está en todas partes y cada vez que le necesitemos.

Oremos para que nuestra Fe se fortalezca cada vez más y para que aquellos que aún no tienen, les nazca desde su interior, con la ayuda del Espíritu Santo.

Fuente: Aportado por el autor
Temas: F

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2007-11-20 22:28:46
Elizabeth Alvarado
10
Bendiciones.-¡Papá, afírmame y no me sueltes!, eso es lo que estoy pidiéndole, necesito que EL afírme mi vida y que jamas me suelte, cada instante me refugio en sus brazos sin temor alguno, EL sabe por lo que estoy pasando y estoy recibiendo de su infinita gracia. Gracias por este hermoso recurso, gracias a cada uno de ustedes. Elizabeth.
2006-06-07 19:28:31
jose segundo poza maldonado
7
estoy al sur de Chile, Concepción. Recuerdo la Iglesia de Chuquicamata. Recuerdo lo inóspito del lugar, pero me llena de felicidad que tambien ahí como en todas partes se manifiesta el Amor de nuestro Señor. Bendiciones para el hermano chiquicamatino.