6645 visitas¿En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo?

¿En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo?

Dios Comunidad-Trinidad-Familia,
¡TU no cabes en nuestras palabras!
¿En el Nombre del Padre?...
Decirte a Ti “Padre”, eso tan típico de Jesús,
nunca podría agotar Tu realidad de Creador-Providente.
Es más, esta invocación puede ser problemática
para quienes han tenido una pésima experiencia de padre humano
o puede sonar a muchas mujeres “sometimiento” a los varones...
¡con igual justicia podríamos llamarte “Madre”!

¿... , del Hijo...?
Señor Jesús, el Nuevo Testamento te otorga decenas de nombres,
Cristo, Salvador, Pastor, Hijo de David, Pan de Vida, Luz,
Sumo Sacerdote, Alfa y Omega...
Pero Tú quisiste llamarte “hijo del hombre”,
Entonces... ¿por qué no diremos ?
“En el nombre del Padre, del “hijo del hombre” y del Espíritu Santo”
Seguramente porque el Espíritu que regalaste a la comunidad eclesial
nos dio la creatividad de llamarte “Hijo de Dios”,
¡y probablemente no ha habido una audacia mayor!.
Tú nombras al Espíritu ”Paráclito”
(Jn 14,16 “para” -al lado, “cleos” -llamado:
”Llamado para estar al lado” como defensor-abogado).
Es el mismo Espíritu que en el Antiguo Testamento
se identifica como “Soplo”, aliento de Dios capaz de dar vida,
capaz de inspirar a los profetas y guiar la historia de los hombres
mediante el ejercicio de su libertad.
También podríamos llamarlo Libertad (2 Cor 3, 17) o Amor (Rom 5,5).

..., y del Espíritu Santo.?
Tú sabes Espíritu que es inevitable:
el lenguaje cambia, los símbolos cambian... y si alguna vez la paloma
con la que te representamos fue símbolo de la “Paz”,
hoy en muchas de nuestras plazas es sinónimo de plaga.
Mejor sería evocarte como un “Viento fuerte de primavera”
que despeja el aire contaminado de nuestras ciudades,
permitiéndonos respirar a todo pulmón.
¿Y si te llamamos “Creatividad que nos hace artesanos-artistas”?
Querida Comunidad, ¿acaso no podríamos recordarte diciendo...
”En el nombre del Creador, del Creativo y de la Creatividad”?
El título de “Creador” se halla en el Credo.
Decir que el Hijo y el Espíritu, colaboran en la creación/salvación
es otro dato seguro de nuestra tradición cristiana.
Y hoy sentimos más que nunca
que si los cristianos no inventamos creativamente un mundo mejor...
¡lo harán aquellos que inspirados por Ti, Creatividad- Espíritu,
(y tal vez sin conocer quién fue Jesús o rechazando incluso a la Iglesia)
sean capaces de un amor creativo!.
Querida Familia, reconocemos en otras tradiciones religiosas
y en tantas búsquedas de autonomía humana
muchos aportes humanizadores para nuestra sociedad.
Sabemos que Tú nos impulsas a todos por igual
hacia esa “Comunión Humana” que anticipa el Reino
ese que el Crucificado se esforzó por instaurar
para reconocer a Dios como Padre
y comportarnos finalmente como hermanos y hermanas.

Querida Trinidad, TU nos llamas a ser creativos.
Las primeras comunidades eclesiales
lucharon por inventar un mundo mejor
en medio de la poderosa cultura greco-romana.
Hoy nos encontramos en una situación similar.
Ayúdanos a abrirnos a Ti Paráclito Divino,
¡Tú que vences el miedo a los cambios!,
impúlsanos a expresar nuestra creatividad de “hijos de Dios”,
inspíranos con la humanidad del Hijo en la familia de Nazaret
para lograr revelar al Padre como Providente y Maternal Creador. AMÉN.

Fuente: Red Latinoamericana de Liturgia CLAI

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2009-06-14 20:20:42
dniel roberto gonzales
4
DIOS, QUIEN O QUE PODRA EXPLICARLO, NUESTRA MENTE INFINITA NO PODRA HACERLO, NUESTRO AMOR POR EL TAMPOCO, EL ES EL-ELLA, EL QUE ES, NO SIMPLEMENTE UNA FANTASIA TEOLOGICA DE MOMENTO.
2006-06-16 21:37:11
eduardo guzman
10
En primer lugar, no hay salvacion sin cruz. Cristo demostró en la cruz, el gran amor hacia su padre y hacia todos los hombres.